¿Cómo desplazarse a diario en Francia?

route voyager

Existen numerosas formas de desplazarse a diario en Francia. Tienes distintas opciones para tus trayectos diarios: transporte público, bicicleta e, incluso, coche. Como estudiante, frecuentemente podrás pagar una tarifa reducida.

Utilizar el transporte público

En la mayoría de las ciudades francesas, el transporte público está cubierto generalmente por el autobús y el tranvía. Las redes suelen ser densas en el centro de la ciudad y de fácil acceso. No dudes en preguntar a otros estudiantes sobre los horarios y las paradas. Con frecuencia, las empresas de transporte tienen una oficina en el campus en la que puedes realizar tu suscripción a principios de curso.

Con sus 14 líneas, el metro parisino es uno de los más desarrollados del mundo. Funciona hasta la 1 de la mañana entre semana y hasta las 2 de la mañana los viernes y sábados. A continuación, una red de autobuses toma el relevo. Además de París, cinco ciudades francesas disponen de una o varias líneas de metro: Marsella, Lille, Lyon, Rennes y Toulouse. Con frecuencia, las máquinas expendedoras de las estaciones de metro y las paradas de tranvía permiten comprar billetes y bonos.

Los trucos para utilizar el transporte público

 

Los estudiantes y los menores de 26 años se benefician de tarifas preferentes para abonarse a los transportes públicos. Para disfrutar de ellas, normalmente es suficiente con presentar el carnet de estudiante o el de identidad en el momento de realizar la suscripción.

En París y en Île-de-France

  • La tarjeta Imagine'R: este pase especial, reservado a los estudiantes de la región, permite viajar de manera ilimitada por toda la Île-de-France por menos de 350 euros al año.
  • El ticket jeune: reservado a menores de 26 años y válido durante 24 horas un sábado, domingo o día festivo, permite desplazarse libremente por una zona limitada por solo 4 euros.
  • Para más información sobre transportes, visita el sitio web de RATP (Compañía Arrendataria Autónoma de los Transportes Parisinos).

Utilizar el autoservicio de bicicletas

La mayor parte de las grandes ciudades francesas cuentan con un sistema de alquiler de bicis en régimen de autoservicio: Vélib’ en París, Vélov’ en Lyon o Vélo Bleu en Niza. Una suscripción anual (entre 15 y 30 euros, por término medio) es la forma más sencilla de disfrutar de este servicio.

En París, Neuilly-sur-Seine y Levallois, los habitantes también tienen la posibilidad de usar un scooter eléctrico en régimen de autoservicio. No hay suscripción: el desplazamiento se factura por minutos. Tampoco hay llave ni identificación, todo se realiza a través de tu smartphone.

Tomar un taxi

En Francia, los taxis son seguros. No dudes en utilizarlos en tus desplazamientos. Las tarifas aplicadas están estrictamente reguladas por la ley y son bastante elevadas en comparación con el promedio internacional. Atravesar París cuesta alrededor de 30 euros.Todos los taxis tienen que llevar un taxímetro que mide el precio de la carrera. Si no lo llevan, son taxis falsos que debes evitar sin dudarlo.

    Image
    taxi parisien

     

    Los trucos para desplazarte en taxi

    • El taxi compartido: este servicio, desarrollado por la empresa de taxis G7 para hacer frente a la competencia de los VTC (véhicules de tourisme avec chauffeur vehículos de turismo con conductor), reúne a usuarios que van al mismo lugar. El precio de la carrera se establece de antemano y permanece inalterado: independientemente del número final de personas en el taxi, tú pagas el precio establecido.
       
    • Los VTC : numerosas aplicaciones móviles te permiten desplazarte en VTC. Ofrecen tarifas menos caras que las de los taxis. En cambio, las aplicaciones que permiten a los particulares ofrecer carreras con su vehículo privado son ilegales y están prohibidas en Francia.

    Utilizar tu coche en Francia

    En algunas ciudades, puede resultar útil tener un coche para desplazarse a diario. Si eliges esta opción tienes que tener en cuenta que en Francia se conduce por la derecha con el volante a la izquierda, el cinturón de seguridad es obligatorio y está prohibido el uso del teléfono portátil al volante. Por razones de seguridad, es obligatorio llevar en el vehículo un chaleco de seguridad reflectante, un triángulo de señalización y dos alcoholímetros. Además, por la seguridad de todos, ten siempre presente que: si bebes, no conduzcas.

    Si eres titular de un permiso de conducir obtenido en Europa o de un permiso internacional si no eres europeo, puedes conducir en Francia. También puedes utilizar tu vehículo personal en Francia. No obstante, si permaneces más de seis meses, tendrás que solicitar un permiso internacional y realizar la inspección técnica de tu vehículo.

    A veces, estacionar en la ciudad puede ser complicado. Si tienes previsto utilizar un coche a diario, considera la posibilidad de solicitar una plaza de aparcamiento con tu vivienda. Si tienes que aparcar en la calle, las suscripciones para residentes te permiten hacerlo a un precio reducido.

    Trucos para desplazarte en coche si no lo tienes

    • Los coches en régimen de autoservicio: más de 80 ciudades francesas ofrecen servicios de uso compartido de vehículos a través de la red Citiz o como Auto Lib' en París. Simplemente con suscribirse, permiten alquilar un vehículo durante un período muy corto.
    • El alquiler entre particulares: Drivy, Ouicar o Koolicarponen en contacto a particulares que necesitan un vehículo y a otros que alquilan el suyo. Estos alquileres son menos restrictivos que las agencias de alquiler, especialmente en lo relativo a permisos extranjeros.

    Sigue las grandes etapas para venir estudiar en Francia

    Descubrir