Francia es especialmente competitiva en el campo de los oficios en artes y en la capacitación de deportistas. 

Oficios en artes de primer nivel.

Las artesanías representan cerca de 920.000 empresas y cuenta con el 10% de los activos franceses.

Francia exporta su saber hacer en el campo de las profesiones del grafismo y de la animación "3D"  así como en el sector de las profesiones de la moda y del textil.

Las formaciones a los oficios de la madera, de la piedra, de la tierra y de las fragancias (ebanista, soplador de vidrio, marmolista, alfarero, ceramista, perfumista) son reconocidas a nivel internacional.

Los oficios de paladar (chocolatero, confitero, restaurador, panadero, pastelero), representados por nombres muy famosos como Alain Ducasse, Paul Bocuse o Pierre Gagnaire concurren a la fama internacional de nuestro país.

El deporte

Francia tiene también una verdadera tradición en la capacitación de deportistas. Las secciones  "deportes-estudios" de los colegios y liceos y los centros de formación aparentados a los clubes profesionales permiten formar los deportistas de alto nivel, tanto en las disciplinas individuales (natación, patinaje artístico, esquí) como colectivas (fútbol, baloncesto).

Francia dispone de infraestructuras deportivas de muy buena calidad, lo que le permite acoger en la región de París como en provincia competiciones de nivel mundial (mundiales de fútbol y de rugby, juegos olímpicos de invierno, Euro 2016 de fútbol).