La educación superior francesa acoge hoy más de 278 000 estudiantes internacionales

Quinta potencia económica, Francia ocupa hoy el tercer puesto mundial en la acogida de estudiantes internacionales. Francia siempre ha conducido una política de igualdad entre estudiantes extranjeros y franceses. Ejemplos : costos de inscripción idénticos para todos y establecidos por el gobierno para los diplomas nacionales, y todos los estudiantes benefician de los mismos derechos sociales, independientemente de su origen (seguridad social,  ayudas para el alojamiento).

Los gastos relativos a la educación superior representan aproximadamente 23 millares de euros cada año.  El financiamiento es en su mayoría público (87%). Lo cual representa una inversión de 10 800 euros, en promedio, por estudiante, independientemente de su nacionalidad. 

Con  278 000 estudiantes extranjeros (el 12% del total de estudiantes, incluyendo 25 000 estudiantes de doctorado), Francia se ubica en el tercer puesto de los países de acogida después de Estados Unidos (535 000) y de Gran Bretaña (340 000).



Los establecimientos franceses otorgan diplomas conformes a las normas europeas, fundamentadas en una arquitectura común llamada "LMD" (Licencia, Máster, Doctorado). Estos diplomas son ampliamente reconocidos y cotizados en el mundo.

Estudiar en Francia, es también una oportunidad para aprender el francés o para perfeccionarlo. Y unirse de esta manera a  250 millones de francófonos que manejan el idioma de los Olímpicos, el idioma de la ONU o el idioma oficial y de trabajo de la Unión Europea.

Los estudiantes extranjeros - de cualquier nacionalidad - tienen en Francia los mismos derechos y los mismos beneficios que los estudiantes franceses. En diez años, el número de estudiantes en Francia se incrementó un… 75 % !