Muy buenas formaciones científicas y prácticas en relación con el mundo de la empresa.

Francia es también conocida por la excelencia de su formación en ingeniería. 

Las formaciones francesas de ingenieros combinan una muy buena formación teórica en las materias científicas con una experiencia práctica de la profesión de ingeniero.  Las relaciones estrechas que las escuelas entretienen con el mundo empresarial constituyen un punto fuerte a nivel pedagógico y profesional.

Existen en Francia más de 250 escuelas de ingenieros. Estas escuelas están sistemáticamente sometidas al control de la Comisión nacional de los Títulos de Ingenieros (CTI), que acredita el diploma otorgado. Se agrupan en el seno de una asamblea: la CDEFI.

Juntas, cubren todas las áreas de las ciencias del ingeniero, pero cada una, en general, se especializa en un campo dado (que puede ser comparado al "departamento" de una universidad extranjera).

El acceso a las formaciones de ingeniero en las escuelas es objeto de una selección por expediente, exámenes o concurso.

El precio de la matricula en las escuelas de ingenieros publicas es de 610 euros aproximadamente el año. 

Escuelas de ingenieros e investigación

Algunas escuelas de ingenieros ofrecen ciclos de investigación en sus escuelas doctorales y permiten seguir hasta obtener el doctorado en ciencias del ingeniero. Estas formaciones se hacen en los laboratorios de las escuelas de ingenieros, en la mayoría de los casos en cooperación con universidades y estructuras industriales de alto nivel.

Campus France presenta el programa n+i :

La Red "n+i" es un consorcio que agrupa más de 70 escuelas de ingenieros francesas.  Está destinado a los estudiantes o jóvenes ingenieros extranjeros que tienen al menos un diploma equivalente al "Bachelor".

  • Un fuerte contenido científico y tecnológico
  • Una formación en Ciencias Humanas y Sociales (máster « n+ »),
  • Cursos de Administración y de Gestión,
  • Un aprendizaje de lenguas extranjeras (francés, inglés obligatorio y posibilidad de continuar la práctica de su idioma materno).

El papel desempeñado por las empresas durante la formación de los estudiantes contribuye a una mejor preparación de los ingenieros "n+i" enfrentándolos a las condiciones reales de ejercicio de su profesión que sea a través de pasantías o implicándolos directamente en sus proyectos.